Assange oportunidad de Correa de "picarle ojo" a GB: analista. Con Paola Rojas

17 de Agosto, 2012

    

Una muy buena "telenovela internacional" es como calificó el analista Gabriel Guerra lo que pudiera resultar del caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a quien ya se le permitió el asilo en la embajada de Ecuador. Mientras Gran Bretaña ya anunciaría que no permitirán la salida de su país.

    

Una muy buena "telenovela internacional" es como calificó el analista Gabriel Guerra lo que pudiera resultar del caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a quien ya se le permitió el asilo en la embajada de Ecuador. Mientras Gran Bretaña ya anunciaría que no permitirán la salida de su país.

"Julian Assange sigue haciendo olas por todos lados y cuando no las hace dando a conocer documentos secretos del Pentágono del Departamento de Estado, lo hace metiéndose en Londres a la embajada de un país que no tiene precisamente el gobierno de Ecuador, fama de ser el más respetuoso de la libertad de prensa, ni el más tolerante de la libre expresión".

En ese sentido en entrevista con Paola Rojas, Gabriel Guerra, señaló que el presidente de Ecuador, Rafael Correa ha tenido situaciones hasta judiciales con algunos medios que lo han criticado; sin embargo, al mandatario sudamericano "le encanta la oportunidad de picarle el ojo a una potencia mundial como Gran Bretaña".

"Es una excelente oportunidad para el presidente Correa de levantar sus bonos en casa que han estado un poco a la baja últimamente, nunca se ve mal que un país reafirme su soberanía y más si se trata de defender un personaje como Assange (…), ha hecho como pocos para la causa de la transparencia en el mundo".

En opinión del analista en temas internacionales, sin duda WikiLeaks y Julian Assange se convirtieron de la nada en dos símbolos muy importantes del combate a la secrecía excesiva de los gobiernos y de las grandes multinacionales.

"Empata perfecto con las tendencias ideológicas de Correa y le genera un lío diplomático mayúsculo a Gran Bretaña, que por un lado le urge deshacerse de Assange, y por otro lado si viola la soberanía diplomática o la inmunidad diplomática de la sede de la embajada de Ecuador en Londres, pues se mete ahí en un problema, entonces no está nada fácil".

Asimismo, Gabriel Guerra profundizó que los dos países han asumido posiciones extremas, Ecuador ya dijo que le dieron asilo, en donde incluso el Congreso ya votó una resolución apoyando la decisión del gobierno y que le garantiza salir a Assange para poder ir a territorio ecuatoriano.

Mientras, Gran Bretaña ya manifestó que de ninguna manera van a permitir que salga porque le está siendo buscado por la justicia sueca y hay una orden de extradición obligándolos a mandarlo a Estocolmo.

"Por unos cargos que la verdad sea dicha que, no voy a decir que hechizos (…), pero que fueron como que una enorme coincidencia que súbitamente de la nada cuando a lo largo de toda su vida ese hombre no había tenido líos de ese tipo.

"Es uno de esos casos donde no está muy claro de que lado está la justicia y lo único que si está claro es que el brete diplomático en el que se han metido ambos, y las consecuencias políticas y el uso demagógico que va tener todo esto nos van a dar para una muy buena telenovela internacional", concluyó.

ohj

Publicidad Google

Publicidad Google